Opinión: A 500 años de la Reforma Protestante de Lutero

Hace 500 años, un 31 de octubre de 1517, Martín Lutero publicó “95 tesis” para discutir con sus pares el asunto de las indulgencias. Este acontecimiento dividió al mundo del cristianismo y tuvo un impacto importante en el desarrollo de la clase media europea.

Lutero se dio cuenta que en la Biblia no se mencionaba la existencia del Purgatorio y que el Vaticano necesitaba recursos para mantener las guerras incesantes del Papa, y para la edificación de la Basílica de San Pedro consideró que era inadecuado comprar por adelantado el perdón por medio de las indulgencias, independientemente de los pecados cometidos y que no era necesaria la intercesión de los santos para poderse comunicar con Dios.
Durante uno de sus encierros tradujo la Biblia del griego al alemán. Era un gran escritor, prologó cada capítulo para que los niños comprendieran el contenido y Lucas Cranach realizó grabados en madera para facilitar su comprensión. Lutero además compuso Salmos para acompañar los servicios religiosos que se siguen interpretando hasta nuestros días. Cabe mencionar que en la época en que vivió ya existía la imprenta y que su obra numerosa –120 volúmenes– era una tercera parte de todo lo publicado en el idioma alemán en aquella época, lo cual su legado contribuyó a fijar la lengua y acrecentar su enorme popularidad, ya que a pesar de que cada una de sus Biblias costaba tanto como un novillo, todas las ediciones se agotaron.

Lutero consideró que cada persona podía leer e interpretar la Biblia mientras tuviera fe. No fundó ninguna institución y de esta manera el Protestantismo –como se llamó la nueva corriente religiosa– sufrió una pulverización; cada congregación podía oficiar a su manera. Además, sus ideas condujeron a levantamientos de campesinos y a las terribles guerras de religión.

Es interesante notar que antes de Lutero no se tenía la noción clara del individuo como ente social. Al darle la posibilidad a cada persona de leer la Biblia y reflexionar sobre su contenido, dio lugar a que las personas se aventuran en otras áreas del pensamiento, que antes fueron consideradas como tabúes y que realizaran labores distintas a las tradicionales, impulsando el florecimiento de la clase media.

Lutero consideraba que la Biblia debía ser la única guía espiritual y no encontró en ella ningún escrito sobre la celibato de sacerdotes. Cuando se disolvieron los conventos Lutero se casó con una valiente mujer, de espíritu rebelde, también adelantada a su época, Catalina von Bora, quien huyó de un convento y abandonó el catolicismo, para convertirse en una mujer ejecutiva que organizó la casa donde vivió con sus seis hijos y cuarenta personas más; estudiantes, monjes, viajeros. Puso un huerto, un establo y contrató a 10 ayudantes. Catalina ocupó un lugar importante en la vida de Lutero y a ambos se les concibe como un antecedente clave del nuevo concepto familiar y marital en la doctrina reformista.

Fuente: Julieta Fierro Gossman
Share on Google Plus

About Gospel News Venezuela

    Blogger Comment
    Facebook Comment