TITULARES

Colectivo de periodistas brasileños verifica noticias religiosas

Bereia, un colectivo brasileño de verificación de información creado en 2019, busca «separar la paja del trigo» en el terreno de los medios religiosos. La iniciativa, conformada por periodistas, investigadores y estudiantes de comunicación, voluntarios vinculados al medio cristiano, verifica diariamente la veracidad del contenido publicado en medios de inspiración religiosa y en los perfiles de redes sociales de personalidades cristianas, especialmente políticos e influencers.

“Queremos plantear la reflexión de que el hecho de que sean religiosos no los exime de difundir ni de aceptar contenido engañoso o no informativo. Creemos en la importancia de hablar sobre este tema en el universo cristiano y crear una conciencia crítica dentro de ese grupo”, dijo la periodista Magali Cunha, directora general del colectivo, y agregó que el servicio de verificación especializado en sitios religiosos no tiene precedentes en el mundo.

El nombre del colectivo hacer referencia ciudad griega Bereia, mencionada en el libro bíblico de los Hechos de los Apóstoles, texto que narra la obra de evangelización de los primeros seguidores de Cristo. En la Biblia, los judíos nacidos en Bereia revisaron las Sagradas Escrituras para verificar que las predicaciones del apóstol Pablo fuesen correctas.

Brasil es el país más cristiano del mundo: el 81% de la población está conectada al cristianismo, según una encuesta de 2019 realizada por el Instituto Datafolha. Los voluntarios de la iniciativa de verificación religiosa, por lo tanto, actúan como una especie de «bereanos contemporáneos», revisando los discursos cristianos que hoy van mucho más allá de los sermones y ganan espacio en medios digitales, en formatos de audio, texto e imágenes. .

La religión en el debate público brasileño
El Congreso de Brasil tiene al menos 419 diputados y senadores vinculados a los frentes parlamentarios evangélicos o católicos. En el Poder Ejecutivo, hay cinco ministros de Estado con una fuerte identidad religiosa, sin contar al Presidente de la República, Jair Bolsonaro, quien ya se ha declarado públicamente como «terriblemente cristiano«. Teniendo en cuenta la presencia de estos actores en la política del país, el colectivo de verificación también se dedica a chequear información y declaraciones de personas con afiliación religiosa en la función pública.

El equipo del colectivo, compuesto por 10 voluntarios, realiza rondas diarias en sitios web, portales y perfiles de redes sociales. Cuando se encuentran noticias sospechosas, se lleva a cabo un proceso de verificación que pasa por diferentes fuentes en busca de una respuesta y luego, antes de su publicación en el sitio web, los contenidos se clasifican como verdaderos, inexactos, engañosos, no concluyentes o falsos. El proyecto también tiene un canal abierto en WhatsApp para pedir solicitudes de verificación.

Los chequeos son variados. Una verificación muestra que la noticia de que China está demoliendo iglesias para contener el avance del cristianismo es imprecisa. Otra brinda una prueba más de que la vinculación del ex diputado Jean Wyllys con el ataque al presidente de Bolsonaro es falsa.

Crédito: Coletivo Bereia.