TITULARES

Israel prolongará el nuevo confinamiento, según el ministro de Salud


Israel superó ayer la cifra de 1.500 muertos por coronavirus, un tercio de ellos en el último mes, y el ministro de Salud, Yuli Edelstein, advirtió hoy que el confinamiento se prolongará más de lo previsto.

"No es una posibilidad que el confinamiento se levante en una semana y media", dijo hoy el ministro en una entrevista con la radio púbica Kan, aunque no precisó por cuanto tiempo pretende alargarse el cierre.

"Hemos visto las lecciones de la primera oleada de la enfermedad, y esta vez la desescalada del confinamiento se hará de manera gradual y responsable", agregó.

El actual cierre entró en vigor el pasado 18 de septiembre y se endureció el pasado viernes, limitando enormemente la actividad económica y restringiendo más la libre circulación.

El agravamiento del confinamiento se hizo coincidir con algunas de las festividades judías más importantes del año, algo que ha llevado a la población ultraortodoxa a ignorar buena parte de las restricciones, no solo durante ceremonias religiosas sino también en su vida cotidiana.

Según explica hoy el diario conservador Israel Hayom, el número de casos confirmados de coronavirus en las ciudades y barrios ultraortodoxos se ha disparado en la última semana, algo que altos cargos de Salud atribuyen a la celebración del Rosh Hashaná (Año Nuevo judío) el pasado día 18.

Durante la jornada de Yom Kipur (Día del Perdón), que se extendió desde el domingo por la tarde hasta ayer por la noche, la Policía multó a casi 4.000 personas por violar las restricciones de movimiento, no llevar mascarilla, abrir sus comercios o no respetar órdenes de aislamiento.

Esta tarde la Knéset (Parlamento) decidirá si aprueba o no la propuesta del Gobierno de restringir las manifestaciones para frenar la propagación del virus, una iniciativa que ha causado una fuerte polémica y que limitaría a quienes quieran salir a protestar a hacerlo en un radio de un kilómetro de sus domicilios.

Esta medida llega tras más de cuatro meses de protestas semanales contra el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en varios puntos del país, principalmente en las inmediaciones de su residencia en Jerusalén. Varias de las organizaciones que lideran estas protestas se manifestaron anoche y lo harán nuevamente durante el día de hoy, contra lo que consideran una ley "draconiana" que limita su derecho de manifestación.

Israel, con una población de nueve millones, ha registrado más de 230.000 casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia, casi la mitad de ellos en el último mes. En estos momentos, tiene 65.000 casos activos, de los que 755 se encuentran en estado grave. EFE