TITULARES

Shammai y Daniel Calveti unen sus voces para cantarle a Dios: “Ven puedes entrar”


La destacada adoradora Shammai inicia el año presentando “Ven puedes entrar” a dúo con el galardonado cantautor Daniel Calveti.

En esta oportunidad Shammai une su voz a uno de los salmistas que más admira y que ha sido referente en su ministerio. «Daniel es un hombre de Dios, con un corazón humilde, y una familia increíble que da Gloria al nombre de Dios.  Su servicio y ministerio han bendecido y marcado mi vida y ministerio, así que para mí es más que un privilegio que Dios nos haya dado esta oportunidad».

Shammai narra que una tarde mientras estaba en su casa, cantando esta canción, Dios pone en su corazón el nombre de Daniel.  Y comenzó a imaginar la voz de Daniel en el tema.  Era una clara instrucción de Dios, de hacer el tema junto a Él.  Para ese entonces ella no conocía mucho a Daniel, solo una vez que tuvieron la oportunidad de conversar con él y su amada Shari.  Así que le dijo a Dios: “sí esta idea es tuya por favor respáldame y si no “it’s ok for me” como quiera te adoraré y como quiera sigues siendo un Padre Bueno!”  Y ahora todo es una realidad.

La canción nació en una sesión de composición que la intérprete realizó junto a su amigo Jahdiel Roman. Shammai declara que las últimas canciones que ha compuesto tienen como común denominador la intimidad y cercanía con el Señor. «Ven puedes entrar, nos invita a un tiempo de adoración suprema y cercanía, respondiendo al llamado que Él nos hace en: Apocalipsis 3:20 “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”. Nuestra respuesta a ese llamado es: “ven Señor puedes entrar y te puedes quedar, que mi vida sea tu habitación».

Ven puedes entrar es un worship producido por Jahdiel Román y Tim Anzaldua, donde buscaron comunicar de manera sublime la paz inigualable que se encuentra en el Padre Celestial. El piano, la percusión y las cuerdas fueron los instrumentos perfectos para guiar la base de este proyecto.  

El audiovisual estuvo a cargo del director Edy Martínez y se realizó en Dallas, TX.  El video es una muestra de la experiencia genuina de adoración al Señor que vivieron mientras transcurría la filmación.

«Tanto Daniel como yo creemos y es nuestro más genuino deseo que esta canción, pueda ser de bendición y sanidad a muchos.  Que al escucharla pueda encenderse en cada uno un deseo y una pasión por Cristo y por pasar tiempos increíbles en adoración, perfumando Sus pies. Que la fe de muchos sea fortalecida y relaciones con Dios restauradas.  En el nombre de Jesús».


Fuente: El Mensaje Comunicaciones